Situación Legal

SITUACION LEGAL DE LA OSTEOPATIA EN EL MUNDO

La Osteopatía está referenciada como medicina por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La Sociedad Internacional de Osteopatía con sede en Ginebra, Suiza, impone normas de enseñanza elaboradas a nivel europeo por catedráticos en ciencias, medicina y Osteopatía procedentes de distintas universidades de Europa y EEUU.

En los EEUU, en Canadá, en Australia, en México, en Irlanda, en Noruega, en Bélgica, en Nueva Zelanda, en Francia y en Inglaterra, la Osteopatía está reconocida y puede ser practicada de manera libre.

En otros países, no está beneficiada de un estatuto legal pero puede ser practicada sin coacciones. En Europa, el camino de la Osteopatía se abrió en 1999 cuando Bélgica empezó el proceso de su legalización.

Desde principios de 2002, Francia también ha legalizado la profesión y sus estudios en un marco muy estricto; la carrera está validada por un título nacional tras 6 años de estudios y prácticas clínicas, con un mínimo de 5000 horas  o 500 créditos.

La Osteopatía está todavía en vía de reglamentación en España, a pesar de la votación por el Parlamento Europeo, el 29 de mayo de 1997, de una resolución  ( Lannoye y Collins) que pide a los países de la Unión Europea comprometerse en un proceso de reconocimiento de las medicinas no convencionales entre las cuales se encuentra la Osteopatía. Por eso expertos independientes han trabajado, desde enero de 2000, en la evaluación de la calidad de las terapias no convencionales, incluyendo la Osteopatía, dentro del 5º programa-cuadro de la Comisión parlamentaria del Medio ambiente, de Salud pública y de Protección de los consumidores. El resultado de estas evaluaciones es todavía desconocido...

2010, fecha clave: El objetivo fijado en la Declaración de Bolonia de diseñar un Espacio Europeo de Educación Superior exige una previa homogeneización de todos los estudios y títulos académicos en la Unión Europea. A principios de 2010 los 29 países que suscribieron la Declaración de Bolonia en 1999 tendrán que haber iniciado las modificaciones necesarias en sus respectivas titulaciones universitarias para adaptarse a la normativa europea y lograr la homogeneización de los estudios.